MARÍA ELENA WALSH

01/02/1930 – 10/01/2011

Falleció el 10 de enero de 2011. Poetisa, escritora, compositora y cantante Argentina. Conocida por sus canciones infantiles que se convirtieron en clásicos y por su gran talento poético musical.

Nació en Ramos Mejía, Buenos Aires el primero de febrero de 1930. Ya en 1945 había publicado sus primeros versos en la legendaria revista El Hogar y en el suplemento literario de La Nación.

En 1948, viajó a los Estados Unidos invitada por el escritor español Juan Ramón Jiménez.

En 1952 partió hacia Europa, radicándose en París durante cuatro años. Allí, con Leda Valladares, formó un dúo que se dedicó a difundir el folclore argentino, recibiendo premios y el aplauso del público. Es en esa época también que comienza a escribir versos para niños.

A partir de 1959 comienza a escribir guiones para TV, obras de teatro y canciones para niños, tales como Canciones para mirarDoña Disparate y Bambuco, etc.

Sus canciones son cantadas generación tras generación, por quienes participan del mundo de fantasía e ingenio que les propone María Elena Walsh.

Las más conocidas que forman parte del acervo cultural argentino son: La Canción del Jacarandá, La Vaca Estudiosa, Canción de Titina, El Reino del Revés, La pájara Pinta, La Canción de la Vacuna, (El brujito de Gulubú), La Reina Batata, El Twist del Mono Liso, Canción Para Tomar el Té, En el País de Nomeacuerdo, Canción del Jardinero y La Familia Polillal, entre otras tantas.

No obstante la dedicación a los temas infantiles, es autora de canciones para adultos tales como: Canción de CaminantesComo la Cigarra, Barco Quieto y Serenata Para la Tierra de Uno, que supieron ser popularizadas por Mercedes Sosa, el Cuarteto Zupay y Joan Manuel Serrat.

A lo largo de su carrera supo cosechar innumerables premios, pero su gran legado ha sido dejar a generaciones de argentinos canciones que ayudaron a ver, sentir y crecer de otra manera. Puede  afirmarse sin lugar a dudas, que la canción infantil, al menos en Argentina, tiene un antes y un después de María Elena Walsh.

"Se fueron los castillos, las princesas, los caballeros. Las estatuas. Manuelita. Osías, el osito que quería comprar un cielo bien celeste en un bazar. Se fue Doña Disparate. Pero nos quedó su universo".(Cita: Nora Viater)

Fuentes: Wikipedia y Nora Viater